Historia de los Helados

¿Cuándo se preparado la primera bola de helado?

Es muy difícil poder dar respuesta a preguntas como ¿cómo nació el helado?, ¿cuál fue la primera heladería? o ¿quién y cuándo se inventó el helado? ya que nadie es capaz de decir con ciencia exacta el origen exacto de los helados.

historia de los helados
La primera máquina de hacer helados

El mundo de los helados es más complejo y fantástico del que nos creemos. Aunque en sí sea uno de los productos más deliciosos y nutritivos elaborados a partir de leche batida, congelada, endulzada y concentrada, y consumible en diferentes sabores, formas y tamaños; muy pocos son los que se interesan por su historia.

El helado tiene toda una historia que nos acompaña desde hace miles de años. Para conocer el origen de los helados nos tenemos que remontar a tiempo inmemoriales y aun así dependiendo del autor que se lea, le dan el origen de este maravilloso manjar a unos u otros. Algunos autores dicen que la historia de los helados empezó con los antiguos romanos cuando inventaron los famosos “sorbetes”, para lo cual utilizaban nieve, frutas y miel.

Se dice que el gran emperador Nerón hacia traer nieve de los maravillosos Alpes para que le preparasen esta “bebida helada”.

Otros investigadores y/o autores, en cambio, señalan que fueron los chinos los verdaderos artífices ya que muchos siglos antes de Jesucristo, ya mezclaban la nieve de las montañas con miel y frutas.

No hay que olvidar a los Califas de Bagdad, ahí, donde las maravillosas historias de las “Mil y una noche” y Alí Babá, donde mezclaban la nieve con zumos de sus maravillosas frutas. A esta mezcla la denominaban con el nombre de “Sharbets”, que significa bebida, es lo que hoy conocemos con el nombre de sorbetes.

Incluso se ha llegado a decir en infinidad de ocasiones que el nombre de los helados que denominamos como polo, helado con un palo, se puso en homenaje al legendario Marco Polo.

Como se puede comprobar, la historia de los helados tiene un sinfín de posibilidades solo limitado por la imaginación del apasionado fan de este mundo.

origen de los helados
Dos vendedores de helados ambulantes

Vamos a intentar a través de un orden cronológico dar respuesta a las siguientes preguntas ¿cómo nació el helado?, ¿cuál fue la primera heladería? o ¿quién y cuándo se inventó el helado?.

El viaje comienza en el continente asiático, en China sobre 618-697 Antes de Cristo, el Emperador Tang de la Dinastía Shang, tenía un procedimiento de elaboración para crear mezclas de hielo con leche. Desde el Oriente esta receta de elaboración de helados pasó a la India, Persia (Irán, en la actualidad) y después a Grecia y Roma.

Antes de continuar hay que hacer un pequeño paréntesis para contar la evolución de Persia con este producto.

Antes de que la “receta” de elaboración del Emperador Tang llegara a Persia, existía un plato enfriado como un pudín o flan hecho de agua de rosas y vermicelli (o cabello de ángel) que se asemejaba a un cruce entre un sorbete y un pudín de arroz. Este cruce sólo estaba al alcance de la realiza y era servido durante el verano.

Gracias a que los persas habían conseguido dominar la técnica del Yakhdan (یخدان), almacenamiento del hielo dentro de grandes refrigeradores, enfriados de forma natural, les resultaba más fácil la elaboración de este cruce y poder experimentar con más productos. El hielo almacenado, que era recogido durante el invierno, era luego mezclado con azafrán, frutas y otros sabores variados.

Volviendo de nuevo al cronograma, son muchos a los países que llega el procedimiento de elaboración chino, pero es precisamente en la Italia de la Baja Edad Media cuando el helado empieza a tomar fuerza en Europa. Tras regresar de sus viajes, del continente asiático, Marco Polo trajo varias recetas de postres helados usados en Asia durante cientos de años, los cuales se implantaron con cierta popularidad dentro de la nobleza en las cortes italianas.

Uno de los descubrimientos que empujo a los helados en aquellos tiempos fue en el siglo XVI. Gracias a la mezcla del nitrato de etilo con la nieve se conseguía producir temperaturas muy bajas, lo cual influiría de manera muy importante y positiva en la fabricación de helados. Este descubrimiento hizo dar un paso agigantado en la producción de helados.

En el año 1660, el italiano Francesco Procopio dei Coltelli conocido en Francia bajo el apodo de Le Procope (nacido en Palermo o Aci Trezza dependiendo de la fuente que se lea, el 9 de febrero de 1651 y fallecido en París el 10 de febrero de 1727), inventó una máquina que homogeneizaba las frutas, el azúcar y el hielo, con lo que se obtenía una verdadera crema helada, similar a la que hoy conocemos como helado.

Después de este invento, para muchos, Francesco Procopio dei Coltelli es considerado con el padre y “creador” del helado moderno que hoy en día es el que consumimos.

En el año 1686, el propio Procopio, abrió un establecimiento en París llamado “Café Procope”. Este establecimiento alcanzo una gran fama, incluso el rey Luis XIV lo felicito, tanto por sus helados como por su café lo que ayudo a popularizar el consumo del helado. Para muchos, el “Café Procope” fue la primera heladería.

Otros grandes avances que se produjeron que ayudaron a la evolución del helado tal y como lo conocemos hoy fueron:

  • El descubrimiento del descenso de la temperatura de solidificación (crioscópico) de las soluciones de sal (salmueras) las cuales permitían que utilizando un balde rodeado con una mezcla de hielo y sal o de agua y sal a temperaturas bajas, se congelaran a través del batido bebidas y zumos de frutas azucarados, lo que originaba una textura cremosa en los helados.
  • En 1846, la americana Nancy Johnson inventó la primera heladora automática. Desde este descubrimiento empieza la verdadera historia del helado industrial.
  • En 1913 se inventó la primera gran máquina continua para elaborar helados​. Esta máquina estaba compuesta por un gran cilindro de acero, congelado por un equipo muy potente de frío y en la parte interior, tenía un batidor con aspas impulsado por un potente motor eléctrico, que movía la mezcla continuamente hasta que dicha mezcla alcance la consistencia de una crema helada.

Como conclusión el origen del helado se considera algo incierto, ya que el concepto del producto como lo conocemos hoy ha sufrido modificaciones en consonancia con el avance tecnológico, la generalización de su consumo y las exigencias de los consumidores.

Hoy en día el helado se puede comprar o hacer en casa, sólo se necesita leche, huevos, azúcar, tiempo, un congelador y un poco de dedicación para poder degustar un magnífico helado hecho por nosotros mismos.

Más Curiosidades del Mundo de los Helados